Agrodólares: buen comienzo de mayo (ya ingresaron más de u$s1.400 millones)
Los dólares de la cosecha de soja están comenzando a llegar a la economía argentina y la primera semana de mayo es el claro ejemplo de eso. Hasta el lunes pasado el campo había ingresado al mercado de cambios local poco más de u$s1.400 millones y de continuar esta tendencia el mes terminaría con un acumulado de alrededor de u$s4.000 millones.

En este contexto, los altos precios internacionales de los granos junto el grueso del ingreso de la cosecha de soja está dinamizando el ingreso de dólares del campo y esto también se está notando en la operación diaria del BCRA en el mercado de cambios. En mayo la autoridad monetaria lleva adquiridos alrededor de u$s635 millones y el acumulado anual trepa hasta los u$s740 millones.

De esta manera mayo, junio y julio serán claves para que el BCRA aproveche a sumar reservas en un contexto de extrema presión en el mercado de cambio local y cuando además los diversos sectores deficitarios necesitan la divisa norteamericana para producir.

Concretamente, según las proyecciones de la Bolsa de Comercio de Rosario, en mayo el agro liquidaría alrededor u$s4.000 millones, en junio otros u$s3.800 millones y en julio u$s4.000 millones. Así solo en ese trimestre el acumulado únicamente del ingreso del sector agroexportador que contempla los principales granos y subproductos aportaría a la economía alrededor de u$s11.800 millones, una cifra récord para ese periodo y que superaría un 15% a lo conseguido un año atrás.

La Bolsa de Comercio de Rosario indica además que en todo el año el sector agroexportador liquidaría el récord de casi u$s42.000 millones, mientras tanto desde la Fundación Mediterránea amplían la cifra hasta los u$s51.000 millones porque suma además los envíos de carne vacuna y maní entre otros sectores claves del agro. Esta cifra representa además u$s16.000 millones más de lo que el campo aportó durante todo 2020.

Lo cierto es que a pesar del ingreso fenomenal de dólares del campo, la economía local hoy se encuentra en una encrucijada. Es que los sectores deficitarios son más que los que generan divisas genuinamente. Es más, el campo es prácticamente uno de los pocos sectores que aportan dólares frescos de manera continua en el mercado de cambios.

Así se explica que luego del récord de 2021 cuando el campo liquidó más de u$s32.800 millones, de todas maneras las reservas del BCRA terminaron el año en su punto de máxima presión, con un mercado demandando de dólares y con vencimientos de deuda con diversos organismos internacionales para cancelar.

El escenario de este 2022 no parece ser muy distinto y por eso es fundamental que el campo continúe con su nutrido ingreso de divisas, pero que también el BCRA logre aprovechar el aluvión de dólares de la cosecha de soja, que será fundamental para contar con mayor poder de fuego en el segundo semestre del año.