Efecto Despegar.com: ola de consultas de ahorristas locales para comprar acciones de “unicornios” argentinos

Los asesores de la City están recibiendo gran cantidad de consultas de ahorristas locales que quieren incorporar a sus carteras empresas albicelestes que operan en Wall Street. Mercado Libre, Despegar y Globant ya suman un valor de mercado conjunto de u$s14.800 millones. ¿Cómo comprar estos papeles?

Ya es un clásico del ámbito bursátil: cada vez que circula una noticia sobre algunas de las gigantes de la tecnología cuyas acciones se revalorizaron mucho y en poco tiempo, a los “brokers” argentinos los invade una ola de consultas de inversores con ganas de sumarse a la “fiesta” desde estas latitudes.

Con más razón, ese entusiasmo tomó mayores bríos luego de que firmas locales desembarcaran en el principal mercado de capitales del mundo y adquirieran una visibilidad y un atractivo impensado.

En estos días, los celulares de operadores de la City arden con mensajes en los que se leen -con frecuencia récord- nombres como los de Mercado Libre, Despegar.com, Globant y OLX.

El gran disparador fue el debut de Despegar en Wall Street. La firma argentina de servicios turísticos online alcanzó una capitalización bursátil cercana a los u$s2.000 millones.

Desde ese momento, son muchos los que quieren tener en su cartera un “unicornioargentino. Así se llama a las empresas que logran una valuación superior a u$s1.000 millones.

El término fue inventado por Aileen Lee, una inversora de capital de riesgo, que lo utilizó para describir el camino que recorre una start-up para convertirse en un gigante del estilo de Uber, Airbnb o Snapchat.

Tras los desembarcos en la plaza neoyorkina, se ha conformado un núcleo de compañías que concentran sus servicios en Internet y que, a ojos de los financistas, resultan más valiosas incluso que muchas “peso pesado” que se desempeñan en industrias consideradas tradicionales.

Por lo pronto, hay un “tridente” cuyo poderío es tal que ostentan una capitalización bursátil conjunta de u$s14.800 millones, distribuidos de la siguiente manera:

Mercado Libre: u$s11.400 millones

Despegar: u$s2.000 millones

Globant: u$s1.400 millones

A modo comparativo, la valuación de mercado de YPF es de u$s7.900 millones, la de Pampa ronda los u$s4.450 millones y la de Tenaris se aproxima a u$s17.000 millones, siendo esta última la multinacional argentina de mayor relevancia global.

Yo quiero mi “unicornio”
Para operar con este tipo de acciones, un inversor tiene tres alternativas:

1.- Comprar un Cedear (Certificados de depósito argentinos): al adquirir estos certificados, se hace de una acción o paquete de acciones (dos, tres, cinco, diez) de una firma que opera en el exterior.

2.- Si el papel no cotiza localmente, puede abrir una cuenta fuera del país y librar órdenes de compra a través de un broker.

3.- La tercera alternativa es realizar la operación a través de un agente de Bolsa local: le transfiere el monto para que este se contacte con su bróker del exterior y efectúe la compra.

El día que Despegar.com levantó vuelo
El pasado 20 de septiembre, en vuelo directo a Nueva York y sin pasar por la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Despegar.com debutó con éxito en Wall Street.

Su acción comenzó a operar a u$s26 y ganó un 25% en su primer día, ya que cerró por encima de los u$s32.

Con el lanzamiento de su Oferta Pública Inicial (OPI), logró colocar 12,8 millones de acciones y recaudar u$s332 millones. De esta manera, y al precio actual (u$s31,50), su capitalización bursátil se elevó a u$s2.000 millones. 

En cuanto a las expectativas de los analistas internacionales, a un año vista el precio gira en torno a los u$s38.

La salida a la plaza neoyorkina se concretó bajo la sigla DESP, dentro del índice del New York Stock Exchange (NYSE).

Despegar es una de las cinco mayores agencias de viaje online del mundo. Cuenta con más de 2.700 empleados, oficinas en 20 países y acapara más del 10% de las ventas de pasajes aéreos en América latina.

Otros datos que impulsaron a inversores a participar de su oferta pública fueron su facturación del primer semestre (u$s250 millones) y su ganancia, del orden de u$s19 millones.

Las previsiones de los analistas son de por sí favorables. Para Gabriel Holand, de HR Global, “están dadas todas las condiciones para que su precio no sólo se sostenga sino que tenga un recorrido ascendente en los próximos meses”.

“El solo hecho de haber salido a cotizar en el NYSE sin pasar por la bolsa porteña, es clara demostración de que esta compañía trasciende las fronteras y asume un posicionamiento regional, que se sustenta en una sólida presencia en Internet”, indica.

Holand cree que todos estos factores “hacen que los analistas le asignen perspectivas favorables” y que, en algún sentido, “tomen como ejemplo lo sucedido con Mercado Libre”. 

Todos hablan de Mercado Libre
La acción de Mercado Libre también cotiza en el Nasdaq, en este caso bajo la denominación “MELI”.

Recientemente logró ubicarse entre las 100 tecnológicas más prestigiosas de Wall Street, desplazando nada menos que a Yahoo! 

Tal ascenso hizo que analistas e inversores posaran sus ojos en esta firma. A ninguno de ellos les pasó desapercibido el incremento de casi 70% que tuvo su acción a lo largo del año. Tampoco que el valor de mercado de la compañía totalice los u$s11.400 millones. 

Hoy día, la cotización del papel ronda los u$s258. Esta cifra no asusta, ya que los operadores financieros pronostican que se elevará a los u$s273 en un año.

La empresa cumplió más de 10 años de presencia en la plaza neoyorkina, pues se lanzó en agosto de 2007.

Es una de las pocas compañías argentinas que opera en Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Panamá, Portugal, República Dominicana, Uruguay, Honduras y Venezuela.

Fue fundada en 1999 por Marcos Galperín y a los dos años, ya pudo “abrochar” una alianza de cinco años con e-Bay para América latina.

En 2005, adquirió a su principal competidora: DeRemate, operación que incluyó las operaciones en Brasil, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela.

El atractivo para los inversores está en su modelo de negocios, que incluye el comercio electrónico, servicios de pago, financiamiento, envíos de mercadería y también soluciones web.

Sus ingresos por publicidad derivan también de brindar soluciones online por Mercado Shop y Clasificados, donde los usuarios pueden vender autos e inmuebles, entre otros.

A su vez, el ecosistema busca que quienes compran también paguen, financien y envíen o reciban su producto a través de la empresa.

Todo indica que, a mediano plazo, tendrá sus propios contenidos digitales y ofrecerá suscripciones al estilo de Amazon.

Entre sus planes figura sumarse a la Bolsa porteña, si es que se aprueba el proyecto de Ley de Mercados de Capitales que aún está a la espera de ser tratado en el Congreso.

En este sentido, todo dependerá de un punto clave: la derogación de una cláusula de la ley actual que le permite a los reguladores (o al Gobierno) tomar posesión de una empresa ante la queja de un accionista minoritario y sin que medie una orden judicial.

“Una nueva ley de mercados de capitales o la revisión del actual marco regulatorio nos abriría las puertas para analizar la salida en plaza local“, afirma su director financiero, Pedro Arnt.

Una compañía tecnológica de alcance global
Globant desembarcó en Wall Street en 2014. La oferta pública la convirtió en la segunda compañía argentina tecnológica en cotizar en los Estados Unidos, siguiendo los pasos de Mercado Libre.

En su debut, ofreció más de 5,8 millones de acciones a u$s10 cada una. Al cierre de la primera jornada, sus títulos ya habían subido a u$s11,25. 

Con ese precio, la firma quedó valuada en unos u$s325 millones de aquel entonces.

Apenas tres años después, su valor de mercado supera los u$s1.400 millones y sus títulos se negocian en torno a los u$s41 por unidad.

La perspectiva a mediano plazo de los analistas es que esa cotización suba ligeramente.

Fundada en 2003, se dedica al desarrollo de software y servicios de IT. Su facturación se ha duplicado desde el 2014 hasta alcanzar los u$s323 millones en 2016.

Con sede central en Buenos Aires, su crecimiento ha sido exponencial, al punto que en la actualidad cuenta con más de 2.400 empleados. 

Cerca del 84% de sus ingresos provino de sus clientes de América del Norte, 11% de los de América Latina y Asia y 5% de Europa.