Nada podrá impedir este gran sacudón financiero

 

  • El poder de verdad se prepara para cambiar
  • ¿Dólares baratos o dólares caros?
  • Cómo el nuevo escenario impacta en tu bolsillo

 

 

No olvides este rostro:

Y el nombre que la acompaña:

Jerome Powell.

Seguramente no te suena, pero deberías empezar a familiarizarte porque según el sitio de apuestas PredictIt.com, es quien corre con mayor ventaja para ser el próximo Presidente de la Reserva Federal.

Nada menos que la persona que controla el suministro global de dólares para todo el planeta.

Parece ser el tiempo de Janet Yellen en Washington está llegando a su fin, y aunque se trate de decisiones que se toman muy lejos de nuestras costas, después pueden transformarse en fuertes marejadas.

Ya vimos cómo la política monetaria del banco central más poderoso del mundo puso la música para la fiesta financiera de todo el planeta durante la última década.

No por repetida es una historia que debamos dejar de recordar: las hipotecas subprime que estimularon el sistema inmobiliario de Estados Unidos a comienzos de siglo explotó de la peor forma, llevándose puestos a dos bancos emblema de Wall Street y forzando al gobierno a llevar adelante un masivo rescate de US$ 100 mil millones en una semana, entre otras medidas extremas. Luego de eso, la Fed inundó a su economía –y por extensión, al mundo entero- de dólares baratos con las tasas de interés más bajas de la historia, durante casi 10 años.

Por supuesto, la mayor parte de esos dólares no fueron a la “reactivación”, sino que volvieron derecho a Wall Street y están detrás de la locura alcista en la que estamos inmersos hoy en día en los mercados, rompiendo récords casi todas las semanas.

Ahora Yellen no sabe cómo moverse antes de irse y, lo quieras o no, lo que haga o deje hacer el nuevo presidente de la Fed tendrá implicancias directas tanto en tus inversiones actuales como futuras.